Skip to main content

Instalar LAMP en Ubuntu con tasksel

Un servidor LAMP es la suma de varios servicios que conforman una máquina en Internet que ofrece páginas web dinámicas, apoyadas en un servidor de bases de datos y generadas por una aplicación. La L de LAMP indica que en el servidor se ejecuta un sistema operativo tipo Linux. La A viene del nombre del servidor de páginas web Apache, instalado en la máquina Linux. La M es el nombre del servidor de bases de datos SQL, llamado MySQL. Y la P es del interprete del lenguaje PHP con el que se generan la páginas que el servidor web Apache enviará a nuestro cliente web, Firefox, Chrome o iexplorer.

LAMP es una combinación de servidor muy común y por eso tiene nombre propio. Gran cantidad de las páginas web se sirven con un servidor LAMP, como el que aloja ubuntux.info. Un servidor LAMP es la base de la web 2.0.

El comando tasksel instala tareas de paquetes. Una que viene predefinida es la de servidor LAMP. Gracias a tasksel y tal y como vamos a ver, instalar un servidor LAMP en Ubuntu es muy fácil. Este comando esta disponible en la mayoría de las ediciones de Ubuntu, pero en las más recientes ha sido retirado de los CD de instalación. Sin embargo podemos instalarlo tal como vimos recientemente en Tasksel ausente en Ubuntu 10.10 en Maverick Meerkat ya que se conserva en los repositorios.

Para instalar LAMP simplemente abrimos una terminal desde Aplicaciones -> Accesorios -> Terminal o pulsando CTRL+ALT+T. En ella copiamos para ejecutar el siguiente comando:

sudo tasksel install lamp-server

Tras introducir la contraseña que nos autentifica como usuario administrador se mostrará un asistente en modo texto donde vemos como se descargan e instalan los diferentes paquetes que conforman un servidor LAMP. Llegando casi el final de la instalación nos pedirá que asignemos una contraseña para el usuario root del servidor MySQL. Simplemente la introduciremos y la confirmaremos después. Con esto queda instalado el servidor LAMP.

Comprobación

El siguiente paso será comprobar que lo instalado funciona. Debemos conocer la IP de la máquina donde se instaló el servidor LAMP. Si LAMP lo hemos instalado en nuestra propia máquina nos servirá usar como IP la 127.0.0.1. Es una convención que apunta siempre a nuestra propia máquina. También podemos usar como nombre de la máquina «localhost«. Abrimos un navegador web y en la barra de direcciones escribimos la IP. Si todo esta correcto cargará una página donde pone:

It works!

¡Funciona! Así comprobamos que el servidor Apache funciona correctamente. Lo que hace Apache es enviar al navegador un archivo index.html alojado en la ruta /var/www y este, el navegador, nos lo muestra. En ese directorio es donde por defecto se guarda el contenido que mostrará nuestro servidor web Apache.

Probemos ahora el interprete de PHP. A veces la unión entre PHP y Apache no se establece correctamente tras la instalación. El fallo que veríamos es que no se interpretan los PHP y Apache nos los ofrece para descargar. Para solventar esto reiniciamos Apache con el siguiente comando:

sudo /etc/init.d/apache2 restart

Vamos a poner un pequeño script en PHP en el directorio del servidor web /var/www. Usaremos el siguiente comando en un terminal:

echo "<?php phpinfo(); ?>" | sudo tee /var/www/index.php

Vamos a un navegador y en la barra de tareas escribimos 127.0.0.1/index.php donde 127.0.0.1 seria la IP de la máquina donde esta alojado el servidor LAMP. Si todo funciona correctamente nos descargará un informe con las características del servidor PHP.

Como hemos visto instalar LAMP así es rápido y sencillo. Sobre todo cuando de un Ubuntu Server se trata. Con esto ya podemos empezar a crear páginas en html o usar aplicaciones de servidor como WordPress, Drupal, o Phpbb. Una de esas aplicaciones de servidor que nos pueden resultar interesantes es PhpMyAdmin, la cual nos ayuda a administrar el servidor MySQL.

Activar el root en Ubuntu

Si bien mediante el comando “sudo” podemos realizar todas las acciones administrativas de nuestro sistema es posible que en alguna ocasión nos veamos en la necesidad de activar el superusuario root de nuestra instalación de Ubuntu. En cualquier caso tener root desactivado es una buena política de seguridad.

Para activar root debemos usar el siguiente comando con el que asignaremos una contraseña:

sudo passwd root

Después podremos abrir sesión con él o poder hacer uso del comando su

Para cuando decidamos desactivar root haremos uso del comando:

sudo passwd -l root

Debe funcionar con todas las ediciones de Ubuntu.

Como cambiar la contraseña de root

En el proceso de instalación de Ubuntu se crea la cuenta root con una contraseña aleatoria. Esto no es problema ya que el primer usuario que hacemos en la instalación pertenece al grupo de administradores y con el podemos hacer tanto como con root. En cualquier caso si quisiéramos hacer uso del root emplearemos el siguiente comando:

sudo passwd

Nos pedirá dos veces la nueva contraseña con la que ya podremos acceder. Este comando es valido en Ubuntu 8.10

Libre de sudo

En ocasiones tenemos que abrir un terminal para poder hacer varias operaciones como administrador. Para esto usamos el comando sudo. Ocurre que se hace pesado para cada orden de anteponerla sudo. Por fortuna tenemos la posibilidad de evitar esto.
Usando el siguiente comando tendremos acceso como administrador hasta el cierre del terminal.

sudo -i

Nos pedirá nuestra contraseña y una vez aceptada no será necesario el uno de sudo. Esto funciona perfectamente en Ubuntu 8.10